Si te desplazas por Europa ya no importa desde donde te conectes para ver tus contenidos favoritos de Netflix, además de otros servicios como Amazon Video Prime y similares. Así lo anunció la Comisión Europea en las nuevas reglas de portabilidad que entraron en vigor el 1 de Abril de 2018.

De esta forma las plataformas podrán evitar pagar licencias sin importar el territorio europeo desde donde se reproduzcan. Esto beneficia a los usuarios franceses y alemanes ya que su número de programas es mucho más elevado que el resto de Europa y fuera de sus territorios se reducían enormemente la cantidad de contenidos disponibles.
Fuera de lugar queda el contenido gratuito, que quedará a merced del proveedor, y el Reino Unido, ya que el Brexit impide estas reglas europeas y comunitarias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *