Galicia y el deficiente acceso a internet

A finales del siglo XX y ya con retraso comenzó la instalación de la fibra óptica en Galicia para dotar a empresas y hogares de una mejor conexión y poder estar “unido” a la red global de una forma más fiable. Esta se llevó a cabo en las zonas más rentables económicamente y pronto fueron muchos los hogares urbanos que pudieron estar conectados al mundo por la fibra.

Hasta la fecha no era posible navegar con cobre a más de 1 MB y las velocidades superiores tenían un precio exagerademente alto, accesible a tan solo unos pocos. Muchos se tenían que conformar con 256 kb y con obsoletos modems integrados y conectados a la red telefónica que hacían imposibles las llamadas entrantes. Parecía que el mundo se acercaba a nuestros hogares… pero no fue exactamente así. Miles de personas quedaron sin esa posibilidad y lo peor es que no había fecha para la llegada de la fibra óptica a zonas rurales.

Hace 15 años ya se podía navegar con 10 MB en lugares como Vigo pero la cruda realidad se mostraba a tan solo menos de 5 km del centro de esta urbe. Diez años después las parroquias seguían sin la infrastructura necesaria para velocidades dignas y aún existían muchas zonas en las que no se superaba el mega inestable. Lo peor es que no ha habido grandes avances en este siglo y ya estamos a punto de alcanzar la tercera década… y eso pasaba en las cercanías de Vigo, imaginaos todo el rural de Galicia…

Décadas después de la primera instalación de fibra óptica seguimos siendo la comunidad que está a la cola de acceso de internet y eso que la llegada de los smartphones consiguieron llevarlo al alcance de la mano a un gran número de gente, aunque con trabas. Aún así hoy en día en Galicia falta cobertura, faltan infrastructuras que puedan llevar al ciudadano un internet de calidad, sin pérdidas de conexión, de velocidad estable, también faltan puntos de acceso wifi y no depender de los límites de transferencia mensual establecidos por los operadores que limitan mucho el acceso. Otra de las cosas que faltan y con urgencia es un aprendizaje del uso de tecnologías en la educación desde las edades más pequeñas y  olvidarse de que es el futuro y darse cuenta de que es el presente.

Según el Gobierno el Plan 300 x 300 pretende que todas la localidades españolas tengan acceso a la banda ancha e una velocidad de 300 MB en el 2022 pero… un supuesto pequeño porcentaje de población que reside en viviendas fuera de las demarcaciones de los núcleos poblacionales solo tendrán ayudas para un internet con conexión a vía satélite y de esos núcleos en Galicia sabemos mucho. Por lo tanto seguirán con conexiones inestables y velocidades más que lentas para los tiempos que corren y a saber si no tendrán también límites de transferencia y elevados precios de los que solo cubra parte la ayuda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *